Mexican Architects & Architecture
Thursday, December 19, 2013

110 AÑOS DE ARQUITECTURA MEXICANA 1900-2010

Sunday, October 6, 2013
unavidamoderna:

Casa Alvarez, Isabel la Catolica 107, Vallarta Norte, Guadalajara, Jalisco, Mexico ‎
Arq. André Bellon Ballescá

unavidamoderna:

Casa Alvarez, Isabel la Catolica 107, Vallarta Norte, Guadalajara, Jalisco, Mexico ‎

Arq. André Bellon Ballescá

SEIKO EPSON CORP. WorkForce 610
unavidamoderna:

Casa habitación, Jardines del Bosque, Guadalajara, Jalisco, México 1961
Arq. Salvador de Alba

unavidamoderna:

Casa habitación, Jardines del Bosque, Guadalajara, Jalisco, México 1961

Arq. Salvador de Alba

SEIKO EPSON CORP. WorkForce 610
unavidamoderna:

Teatro Experimental de Jalisco (Teatro de la Universidad de Guadalajara) Calzada Independencia Sur, La Aurora, Guadalajara, Jalisco, México 1960
Arq. Eric Coufal

unavidamoderna:

Teatro Experimental de Jalisco (Teatro de la Universidad de Guadalajara) Calzada Independencia Sur, La Aurora, Guadalajara, Jalisco, México 1960

Arq. Eric Coufal

SEIKO EPSON CORP. WorkForce 610
unavidamoderna:

Casa Habitación, Órbita 1727, Jardines del Bosque, Guadalajara, Jalisco, México 1960
Arq. Salvador de Alba

unavidamoderna:

Casa Habitación, Órbita 1727, Jardines del Bosque, Guadalajara, Jalisco, México 1960

Arq. Salvador de Alba

SEIKO EPSON CORP. WorkForce 610
Frank Lloyd Wright presente en el VIII Congreso Panamericano de Arquitectos celebrado en la Ciudad de México.

Frank Lloyd Wright presente en el VIII Congreso Panamericano de Arquitectos celebrado en la Ciudad de México.

Teodoro visita a Le Corbusier

Una conversación entre Miquel Adrià y el arquitecto Teodoro González de León durante la visita que realizaron a la exposición “Un atlas de los paisajes modernos”, sobre Le Corbusier, en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York.

La exposición “Un atlas de los paisajes modernos” de Le Corbusier no sólo es la más extensa que se haya llevado a cabo sobre su trayectoria sino que da una lectura distinta. La visita a la exposición con Teodoro González de León y su esposa Eugenia Sarre va más allá de los cuadros y las maquetas: se salpica de recuerdos, observaciones, sorpresas y también de silencios”.

Thursday, July 25, 2013

SALVEMOS LA CASA CASTIELLO (GUADALAJARA, JAL.)

En los últimos días y con las recientes lluvias la finca ecléctica conocida como “Casa Castiello” esta siendo dejada al olvido y a su suerte ya que esta agonizando. Con las recientes lluvias una parte de la casa ya se derrumbó y necesitamos de todos para protegerla de una posible demolición.

Reunamos ideas para apoyar el rescate de la Casa Castiello Av. Vallarta #1168 Esq. con Robles Gil.

"Los tapatíos insisten en que la Perla del Occidente ha producido en la primera mitad de este siglo más artistas que cualquiera otra ciudad de México. Efectivamente, la lista de nombres conocidos es imponente: en ella figuran el Dr. Atl, Jesús Reyes Ferreira, Roberto Montenegro, Carlos Orozco Romero, Jorge González Camarena, Isabel Villaseñor, Raúl Anguiano, Pedro Medina Guzmán, Juan Soriano, al lado de muchos otros. (Sin mencionar que el jalisciense José Clemente Orozco realizó en Guadalajara la obra cumbre del muralismo mexicano). No sorprende, por lo tanto, que fue también en Guadalajara donde tuvo lugar, alrededor de 1950, el principio de la revolución estética que más tarde se extendió por toda la República, causando la ola de “arte abstracto” de los años50 y 60. No quiero decir que anteriormente no haya habido artistas en México que pintaran cuadros abstractos. Desde luego, los hubo – aunque casos muy aislados. Sin embargo, fue en Guadalajara donde se impuso el nuevo lenguaje plástico siendo aceptado y fomentado como un nuevo medio de expresión tan valioso como cualquier otro. La mecha prendió en la Escuela de Arquitectura dela Universidad de Guadalajara fundada por el Arquitecto Ignacio Díaz Morales.Este capítulo de la Historia del Arte Mexicano es poco conocido. Puedo contar detalles porque lo viví de cerca. La culpa de todo la tuvo Nacho. Fue él quien me llamó, en 1949, para impartir clases en su Escuela. Recuerdo aquellos cuatro años con gran cariño y gratitud. Los discípulos eran magníficos, excepcionalmente dotados y abiertos a las inquietudes de la época. El ambiente era limpio, olía a rosa temprana. Nunca había habido una enseñanza ordenada de experimentación plástica en las Academias de arte. Pero los jóvenes no eran tímidos. Con verdadera furia se lanzaron a jugar con todo tipo de materiales,formas, colores. Por supuesto, nadie habló de “arte”; se trataba de preparar arquitectos para el futuro. Así, los artistas jóvenes encontraron, bajo el nombre inocente de Educación Visual, su propio lenguaje estético. Desgraciadamente existen muy pocas fotos de las obras producidas de aquella época, las cuales, probablemente, han sido destruidas en su mayoría. Los autores inquietos fueron los hoy muy respetables, distinguidos, asentados, dignosy medio pomposos señores arquitectos tapatíos. (¿Se recuerdan, amigos? ¿Acaso no eran bonitos aquellos tiempos?) En esa época publicamos folletos con dibujos, versos, manifiestos; invitamos a mucha gente importante de todas partes del mundo; organizamos exposiciones de obras de Paul Klee, Wassily Kandinsky, Henry Moore, Rufino Tamayo, Arshile Gorky, etc. – en otras palabras: propagamos el “arte sin fronteras” mucho antes de que lo hicieron las galerías de la ciudad de México. Los periódicos de la capital se quejaban diciendo que “en la capital tapatía existe en la actualidad un movimiento abstraccionista, encabezado por personas que están desorientando, con el “prestigio” de sus nombres exóticos, a los jóvenes valores del Estado”. Sospechaban “tendencias contrarias a la Escuela Mexicana”. (El Nacional, 16 de noviembre de 1951). Otros críticos nos alentaban: “Guadalajara se ha convertido en uno de los centros experimentales más interesantes del continente” (Últimas Noticias, 12de diciembre de 1950). “La Galería Arquitac, residenciada en la ciudad de Guadalajara y la que, para ser completamente justo habrá que declarar que marcha muy a la vanguardia de cuantas actúan en la República Mexicana…” (Novedades, 1 de abril de 1951). Algunos de nuestros más talentosos estudiantes dejaron la carrera de arquitecto y tomaron el hábito convirtiéndose en frailes, monjes o curas – un lógico y maravilloso paso que fue sumamente criticado por algunos enemigos de la Escuela de Díaz Morales. No habían comprendido estos impíosque moral y arte – ¡hablo del arte verdadero! – son lo mismo. Mi perniciosa labor como animador y amigo de aquella generación culminó en una serie de difamaciones cuyo contenido nunca entendí, hasta que, por fin, “me corrieron” elegantemente. (Fue mucho después que comprendí que la elegancia unida a la envidia son temibles). Más tarde, los arquitectos de Guadalajara se destacaron por sus valiosas aportaciones al tema de la Integración de las artes. No cabe duda que comprendieron el pulso del tiempo. (Eso ya no era mi culpa). Últimamente se enfrentaron a problemas más difíciles, como p.e. la escultura monumental como complemento “necesario” de la planificación urbana. En suma: realizaron y siguen realizando una labor artística muy superior a la que nos ofrecen generalmente los llamados artistas."
Mathias Goeritz (publicado en la revista Arquitectura México)
 
1 of 6
Next page